domingo, 9 de julio de 2017

Las 7 aplicaciones chinas que demuestran que es posible vivir sin WhatsApp ni Instagram


Estos exitosos servicios para dispositivos móviles de China cada vez son más populares en el resto del mundo.



Les mostramos siete de las soluciones tecnológicas análogas a las occidentales más destacadas que han creado las compañías chinas.

WeChat


Aunque el servicio de mensajería WhatsApp no está prohibido en China, la compañía Tencent creó WeChat, un servicio multifuncional que utilizan 800 millones de personas y permite enviar mensajes de texto y voz de manera individual o en grupo, realizar videollamadas, compartir contenido multimedia con los contactos, consultar noticias, realizar pagos con su monedero electrónico y buscar música, entre otras opciones.

Tantan


Esta red social funciona como su análoga estadounidense Tinder: tras establecer diversos filtros, el usuario desliza hacia la derecha o la izquierda la imagen de las personas que aparecen en su pantalla en función de si le interesan o no. Tantan posee 1.800 millones suscriptores de pago, sus usuarios deslizan alrededor de 1.600 millones de imágenes al día y asegura que ha juntado a más de 582 millones de parejas.

Taobao


La tienda en línea china Taobao es una de las más grandes en el mundo y ofrece una amplia variedad de productos, desde medios de transporte hasta comida exótica. Cada usuario registrado puede vender y comprar mercancias... y no solo se encuentran en China, sino también en Europa y Estados Unidos. Su público mensual ronda los 400 millones de personas y esa cifra podría superar la estadistica de eBay, según varias estimaciones.

Sina Weibo


En 2009, los creadores de Sina Weibo copiaron el concepto de Twitter, que China bloqueó ese mismo año: publicaciones con un máximo de 140 caracteres —posteriormente, suprimió esa limitación— y posibilidad de reenviar los mensajes de otros usuarios. Sin embargo, este servicio también permite compartir música, imágenes y videos, además de realizar pagos electrónicos. Eso sí, hay que registrarse para gozar de todas las funciones de la aplicación y está prohibido publicar mensajes sobre asuntos políticos. A pesar de estas limitaciones, más de 300 millones de usuarios utilizan sus servicios cada mes, casi como Twitter.

Youku


Este servicio de alojamiento de videos es la versión china de YouTube. Youku es el líder en el sector, entre otras razones porque suele ser de los primeros en obtener los derechos de emisión de películas y programas de televisión en buena calidad. Asimismo, cada día miles de usuarios transmiten videos en vivo y sus transmisiones tienen una duración total al menos tres veces superior a las de la empresa de Google. Eso sí, las autoridades chinas controlan los contenidos.

Renren


El funcionamiento de esta red social recuerda al de Facebook: los usuarios añaden a sus familiares, amigos y compañeros como contactos y comparten imágenes y videos a través de su cuenta privada. No obstante, el público objetivo de Renren son los estudiantes. Como dato curioso, tiene su propia divisa virtual, el xiaoneidou, con la que los usuarios pueden comprar regalos y objetos de juegos o anuncios publicitarios. Los contenidos políticos también están vetados y, si alguien infringe las reglas, pueden eliminar su publicación o llegar a bloquear su cuenta.

Camera360


Las autoridades del gigante asático bloquearon Instagram en 2014, así que China elabró su propia aplicación para compartir imágenes denominada Camera360, aunque ofrece funciones como mejorar las facciones o la calidad de la piel de las personas que aparecen. Una vez editada la imágen, el usuario puede subirla a su cuenta personal, que también le permite comentar las instantáneas, poner 'likes' y suscribirse a las actualizaciones de otros usuarios. Hoy en día, más de 200 millones de personas de diferentes países utilizan esta aplicación.

China es popular por su capacidad para crear productos similares o mejores que ciertos artículos originales y ha logrado desarrollar esa habilidad en el sector de servicios para dispositivos móviles. El portal TJ asegura que más de 600 millones de personas utilizan teléfonos inteligentes en ese país asiático, mientras que muchas de las redes sociales y aplicaciones más populares del mundo están prohibidas o tienen que superar una barrera lingüística.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario