domingo, 4 de junio de 2017

Inauguran la primera planta comercial de captura de CO2 del mundo


Mientras algunos hablan sobre la decisión de Donald Trump de retirar a EE.UU. del Acuerdo de París, otros desarrollan soluciones técnicas al problema de la contaminación global y de los gases de efecto invernadero.



La empresa Climeworks ha decidido luchar contra el efecto invernadero, inaugurando en Suiza la primera planta comercial del mundo para la captación de gases de invernadero, informa la revista 'Science'.
La primera planta comercial para la captura directa de dióxido de carbono fue inaugurada el pasado miércoles en cercanías de la ciudad de Zúrich, Suiza.
El fabricante asegura, citado por el medio, que la planta capturará cerca de 900 toneladas de CO2 anualmente, cantidad que se aproxima a la emanada por 200 coches en ese periodo. No obstante, la compañía afirma que este es solo un primer paso en su plan global que es "capturar el 1 % de las emisiones globales" con tecnologías similares. "Serían necesarias 250.000 de plantas similares" para lograr el objetivo, puntualiza Climeworks.
El trabajo de la planta se basa sobre una instalación de recuperación de calor residual que potencia el proceso. Allí, ventiladores empujan el aire a través de un sistema de filtros que recogen el dióxido de carbono. Cuando el filtro se satura, el CO2 es separado a temperaturas superiores a los 100 grados Celsius.

¿Cuál es el costo de estos métodos?

"La Sociedad Estadounidense de Física estima que el costo de captura de CO2 a gran escala sería de 600 dólares por tonelada, afirma Dominique Kronenberg, director de operaciones de Climeworks, citado por New Scientist.  
Sin embargo, Howard Herzog, investigador del Instituto Tecnológico de Massachusetts es escéptico sobre la viabilidad de este tipo de tecnologías y la calificó de "espectáculo", según 'Science'.  

Herzog declaró a la revista que los costos de captura pueden ascender a los 1.000 dólares por tonelada de CO2. "A ese precio, es ridículo pensar sobre esto en este momento. Tenemos tantas otras maneras mucho más económicas de hacerlo", agregó el investigador.

2 comentarios:

  1. Suena bien al leer el titulo, la realidad aun esta lejos de ser cierta, el gasto podría incluso provocar un deslice de áreas dentro y fuera de la planta, podrían haber estado equivocados los cálculos para realizar esta función, provocando que el gasto sea cada vez mayor y menos el CO2 obtenido, así creando una reacción en cadena de ir aumentando el fondo utilizado para poder obtener mas CO2 a su vez provocar la fractura en la planta que terminaría siendo un fallo total aun que la idea suene excelente, esta mal planteada siendo así un gasto innecesario y fatal para dicha empresa. Una simple opinión deseando que pronto esta idea sea mas que factible para el bien de todos.

    ResponderEliminar
  2. Con poquito y pequeñas emisiones de gases invernadero empezó y fue escalando a medida que se multiplican los grandes causantes de todo el desastre ambiental en nuestro planeta tierra ...
    Así que bien venida no está pequeña causa si no gran aporte del las 250.000 empresas del mundo que razonada ante la verdad se unirán y aran de múltiples portadores para buscar millones de empresas que serán ambientalmente limpias y su recompensa será comprarles sus productos certificados como ambientalistas y no solo esa certificación que sería lo de menos lo certificaría el mundo entero con certificación de salvadores de la raza humana en vía de extinción por las empresas contrarias de no velar por el bien de la humanidad si no de sus propios y mezquinos intereses como si no vivieran en este planeta hermoso llamado tierra.

    ResponderEliminar