Ir al contenido principal

Así es Vantablack, la sustancia más negra del mundo


La obra del arquitecto británico Asif Khan es un pabellón para los Juegos Olímpicos de Invierno en Corea del Sur.



En vísperas de los Juegos Olímpicos de Invierno 2018, en la ciudad surcoreana de Pyeongchang construyeron un pabellón cubierto con un material conocido como Vantablack Vbx2, que absorbe más del 99 % de la luz y se considera la sustancia más negra del mundo.
El Vantablack consiste en nanotubos de carbono y para crearlo se utilizan grandes cantidades de papel de aluminio en los que hacen crecer el 'nuevo negro'. Es tan oscuro que el ojo humano no puede reconocer inmediatamente lo que está delante de él, puesto que el contorno del material negro está borroso. Visualmente puede ser comparado con un agujero negro.
El pabellón de Pyeongchang es una construcción temporal para el gigante automovilístico Hyundai y fue diseñado por el arquitecto británico Asif Khan. En la fachada están colocadas a distinta altura cientos de varillas con luces que imitan las estrellas en el cielo nocturno. A primera vista, las paredes del edificio pueden parecer rectas, pero al acercarse, uno se entera de que son cóncavas.
Asif Khan sostiene que "es solo el inicio de un nuevo mundo valiente de microestructuras, sea la tecnología para filtrar el agua marina o materiales desarrollados para la superconductividad", recoge The Guardian.
La compañía británica Surrey NanoSystems introdujo el Vantablack por primera vez en 2014. El material fue creado para el uso en el espacio y la defensa, para reducir la distorsión atmosférica en los telescopios e interrumpir la refracción de la luz lateral de lentes pulidas. No obstante, atrajo la atención del mundo del arte y el escultor Anish Kapoor compró el derecho para el uso exclusivo del material.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Una aplicación del Estado Islámico enseña árabe a niños con tanques y pistolas

Vìdeo: Microsoft estrena la comunicación por hologramas de 'Star Wars'

Físicos chinos diseñan el láser más potente del mundo