Ir al contenido principal

El Ejército ruso prueba un robot kamikaze


El Ejército ruso podría en un futuro cercano poner en combate a atacantes kamikaze… no tripulados.



Lanzarse al ataque sin muchas opciones de salir ilesos es la tarea que el Ejército de tierra ruso encomendará a varios vehículos de combate blindados y armados. Esas misiones no pondrán en peligro la vida de los soldados, ya que dichos vehículos estarán controlados remotamente.
La cadena militar Zvezdá ha publicado en la Red un video de pruebas de los robots Nerejta, diseñados para su uso en los campos de batalla más peligrosos.
Por primera vez el Ejército ruso ha demostrado cómo abaten sus blancos dos robots equipados con ametralladoras Kord de 12,7 mm de calibre, ametralladoras ligeras PK y lanzagranadas automáticos.
Las acciones en polígono que muestra el video recuerdan a una película de ciencia ficción, ya que en ellas los soldados atacan a los objetivos robóticos con la ayuda de vehículos blindados y drones militares.
El robot Nerejta alcanza una velocidad de hasta 30 kilómetros por hora y tiene una autonomía de 40 kilómetros. Se caracteriza por sus dimensiones compactas y una gran maniobrabilidad. Al mismo tiempo, este robot, de 250 kilogramos de carga útil, se mueve con un ruido mínimo y puede detectar al enemigo a tres kilómetros de distancia.
El Nerejta puede participar en combates, evacuar a los heridos, entregar municiones y llevar a cabo misiones de reconocimiento y guiado de objetivos para las artillería.
El otro robot que se muestra en el video cumple la función de blanco en movimiento y es él el que está diseñado para misiones kamikaze, ya que sus principales tareas son colocar artefactos explosivos y entregar municiones.
La capacidad de carga de este kamikaze robótico es también de 250 kilos.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Una aplicación del Estado Islámico enseña árabe a niños con tanques y pistolas

Vìdeo: Microsoft estrena la comunicación por hologramas de 'Star Wars'

Físicos chinos diseñan el láser más potente del mundo