sábado, 25 de febrero de 2017

Un ruso 'imprime' en su casa una réplica de 'Terminator' que habla y reconoce caras


El T-800 ruso dispone de inteligencia artificial y de momento puede mover la cabeza, parpadear, responder a preguntas y reconocer caras.



El programador e ingeniero ruso Alexánder Osipóvich ha conseguido construir con una impresora 3D una réplica del androide T-800, el mismo al que daba vida Arnold Schwarzenegger en la legendaria saga de películas 'Terminator', informa el portal TJournal.
Según ha precisado el creador, su robot dispone de inteligencia artificial y consiguió imprimirlo en plástico y ensamblarlo gracias a los diseños que recibió de la compañía Google en 2013. El 'software' del 'Terminator' fue programado con Visual Basic y el coste total del androide asciende de momento a 200.000 rublos (3.200 euros).
"Escribí a Google sobre mi intención de crear un robot a partir de un esqueleto artifical como los que se utilizan en las clases de biología. En su respuesta, me ofrecieron comprar una impresora 3D e imprimirlo yo mismo. La carta venía con los planos detallados del androide T-800, con todas las instrucciones para instalar los servomandos", explica Osipóvich.
El ingeniero señala que la construcción de este robot es solo un 'hobby' para él pero no ha acabado todavía. Ahora planea hacerlo ponerse de pie y reconocer objetos. En estos momentos, el 'Terminator' ya puede mover la cabeza, parpadear y reconocer caras.
Asimismo, también sabe responder a preguntas, lo que hace a partir de la información que encuentra en Internet o en su propia base de datos. Sin embargo, todavía no consigue reconocer bien todas las preguntas que se le hacen.
"Mi nombre es John Henry. Fui activado en septiembre de 2011. Soy un organismo cibernético. Estoy diseñado a imagen y semejanza del robot T-800 de la película 'Terminator' de James Cameron. Mi cerebro está basado en un equipo informático personal. Fui creado por un hombre talentoso. Su nombre es Alexander Osipóvich", se presenta a sí mismo el androide con voz metálica. Todo ello, eso sí, en un perfecto ruso.

1 comentario: