viernes, 12 de agosto de 2016

Ingeniero ruso crea una silla de ruedas con control de voz

un hombre ruso maneja una silla de ruedas mediante la voz


La 'silla inteligente' será totalmente accesible para las personas con discapacidad, ya que su precio será de 200 dólares.




Ingeniero y programador ruso Valeri Spiridónov, quien se ofreció como voluntario para el primer trasplante de cabeza, y su equipo han inventado una tecnología única para las sillas de ruedas con piloto automático. Se trata del sistema Clever Chair (Silla Inteligente), que simplificará en gran medida la vida de las personas con discapacidad, permitiendo gestionar las sillas de ruedas por voz, informa la agencia de noticias RIA Novosti.
Spiridónov como nadie entiende las necesidades de los discapacitados, ya que el mismo sufre de una atrofia muscular degenerativa, también llamada 'síndrome de Werding-Hoffman', que hace que su cuerpo esté prácticamente inmovilizado. A pesar de que cuando era un niño los médicos le dieron a Valeri solo unos años de vida, hoy en día con sus 30 años no solo sigue vivo, sino que adelanta un ingente trabajo intelectual, escribiendo programas de ordenador.
Estaba previsto que en el año 2017 Spiridónov tuviera la oportunidad de recibir un cuerpo sano, tras someterse al primer trasplante de cabeza en la historia, que será realizado por el neurocirujano italiano Sergio Canavero, no obstante, se ha decidido que el primero sea un paciente chino.



"Muchas personas con discapacidad no pueden manejar sus sillas de ruedas incluso con la palanca de mando", explica el ingeniero. "Tienen unos músculos demasiado debilitados, o lesiones o parálisis cerebral. Nuestro dispositivo permitirá a estas personas moverse independientemente de los asistentes o enfermeras. El manejo de la silla va a utilizar comandos de voz o el movimiento mínimo en la pantalla de un teléfono inteligente.
La primera versión del sistema funcionará en interiores y constará de tres componentes: una unidad de control, sensores y cámaras que siguen el movimiento de la silla y una aplicación de teléfono inteligente. Con esto será suficiente solo decir en voz alta: "cocina", "baño" o "entrada" y la silla se dirigirá a la ubicación especificada. Si la unidad entra en pleno funcionamiento en el futuro, Valeri y su equipo esperan trabajar en su modificación destinada al uso en exteriores.
El creador hace énfasis en el hecho de que la 'silla inteligente' será totalmente accesible para las personas con discapacidad, ya que su precio será de 200 dólares. Spiridónov planea reducir el precio del dispositivo mediante el uso de sus propios desarrollos únicos, en particular de los sensores de espacio.
Actualmente el equipo de Valeri planea recolectar 50.000 dólares a través de una campaña de mecenazgo lanzada en la página web indiegogo.com para la producción del primer prototipo, que se prevé esté listo en un año.

1 comentario:

  1. Sólo cabe felicitar de corazón al Ing. Valeri Spiridónov , y aprender de su espíritu de lucha ante la adversidad y de su generosidad para ayudar a quienes y padecen como él una discapacidad y conminar a que contribuyan en su campaña.

    ResponderEliminar