viernes, 25 de diciembre de 2015

Los teléfonos modulares del Proyecto Ara se retrasan hasta el 2016

La nueva bestia móvil que esperamos para 2016 es el conocido Teléfono Modular. Dirigido originalmente por el equipo de Tecnologías Avanzadas y proyectos dentro de Motorola Mobility, actualmente trabajando bajo la dirección de Android división, la plataforma incluirá un marco estructural con módulos de teléfonos inteligentes a elección del propietario, tales como una pantalla, un teclado o una batería adicional. Esto permitiría a los usuarios cambiar módulos que no funcionen o actualizar módulos individuales a medida que las innovaciones vayan surgiendo. 

El Project Ara es una idea diferente, demasiado innovadora. Mientras otros fabricantes se esfuerzan en crear el teléfono perfecto, lo van cerrando en posibilidades, como la eliminación de ranuras, o la imposibilidad de tocar la batería. En Ara el camino es el contrario, cambiamos lo que queramos, desde cámaras a altavoces, pasando por nuevos módulos que especializarán al teléfono en algún campo.

Te puede interesar: Este mes Marte baila con Júpiter y Venus
Google pensaba tener entre 20 y 30 módulos operativos el día que pusiera a funcionar el programa piloto en Puerto Rico. La mayoría de esos módulos funcionarían en “caliente”, es decir, no habría que apagar el teléfono para añadirlos.

Como producto en sí, nos invitan a pensar en que podremos ir a una tienda u operadora, y llevarnos un esqueleto básico. Luego elegiríamos los módulos según nuestras necesidades y posibilidades, pensando que podremos actualizar y mejorar el equipo conforme pase el tiempo. Se rompe el concepto de ciclo de vida de un teléfono.

Te puede interesar: Localizan el lugar del impacto del cohete de la misión Apollo 16
Hace unos días nos enteramos vía Twitter que los teléfonos modulares de Google, ahora bajo el paraguas de Alphabet, iban a cambiar su planificación. La gran prueba “real” que se estaba preparando en Puerto Rico para finales de año 2015, no iba a tener lugar, y nos pedían un poco de tiempo para contarnos qué iba a ocurrir con la nueva hoja de ruta.

Hoy sabemos algo más, sabemos que Project Ara se retrasa hasta 2016, y cambia su lugar de operaciones iniciales, pasando a estar alojada en algún lugar de los Estados Unidos continentales, todavía indefinido. Se sigue con la idea de “programa piloto”, pero cambiamos de fechas y lugar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario