martes, 3 de marzo de 2015

Basura, un desafío medioambiental para el monte más alto del mundo.



Everest
 


Los desechos y basura dejados por los alpinistas en el monte Everest se han convertido en un gran problema de contaminación y en una amenaza de propagación de enfermedades, según una asociación alpinista de Nepal.
 


 
 

               
Los más de 700 deportistas y guías que pasan casi dos meses en la cumbre del Everest cada temporada alpinista dejan grandes cantidades de heces fecales y orina. Se trata de un problema que requiere una solución, aseguró el jefe de la asociación alpinista nepalí Ang Tshering en declaraciones recogidas por 'The Guardian'.
 
"Habitualmente los montañistas cavan agujeros en la nieve con este fin, dejando sus excrementos allí", explicó Tshering, recordando que los residuos llevan años acumulándose en las cuatro bases alpinistas del Everest.
 
El activista llamó al Gobierno nepalí a adoptar medidas para que los alpinistas se deshagan de sus excrementos de forma apropiada y así garantizar la conservación del monte.
Esta semana ha comenzado la temporada alpinista en Nepal, que durará hasta finales de mayo.


 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario